Sesión 2. (03 de junio de 2010)

Sesión 2 (3 de junio de 2010). La alfabetización mediática, el contexto sociocultural en la perspectiva de Vygotsky (Isamelia Carvalho).

Reseña de Santiago Giraldo Luque

La investigación sobre la influencia del contexto histórico y sociocultural en el proceso de alfabetización mediática (AM) plantea que tanto la historia como la cultura determinan el desarrollo mediático de los individuos. El estudio, sustentado y regido por los postulados de Lev Vygotsky, define al sujeto como un producto histórico, social y cultural.

Para Vygotsky, exponente de la tradición dialéctica y marxista bajo la cual sitúa al contexto sociocultural y al proceso histórico como determinantes en la configuración de los individuos y de su avance como sujetos, el aprendizaje y el desarrollo presentan una interconexión directa (a mayor aprendizaje, mayor desarrollo) que permite la creación de un recorrido sobre el proceso de alfabetización.

El autor ruso distingue entre la inteligencia práctica y los procesos mentales superiores, situando a los últimos como los niveles de pensamiento bajo los cuales los individuos pueden plantearse soluciones a distintas situaciones y desarrollar así la capacidad de establecer relaciones entre los diferentes hechos.

Para los procesos de alfabetización (formal y mediática), competencias vinculadas con el desarrollo humano y con el contexto histórico y sociocultural, la investigación planteada define tres niveles de pensamiento: operativo, cognitivo y meta cognitivo, que pueden asociarse a un tipo de proceso cada vez más consciente dentro del individuo: operaciones, habilidades y competencias.

Las operaciones, contempladas como simples hechos y acciones instrumentales para el logro de un fin en un espacio y un tiempo específico, a menudo repetitivos, son superadas por las habilidades que definen una destreza en el proceso realizado y una interiorización lógica y racional del mismo. En el salto al siguiente nivel, las competencias, se da un punto de ruptura en el que se produce un aprendizaje significativo del proceso y se realiza un uso completamente consciente del proceso: se aplica como conocimiento estratégico y se permite la introducción de la innovación (como factor de cambio en términos culturales).

Los niveles de pensamiento pueden ser revelados a través del uso de un instrumento o una herramienta. El análisis del uso individual de la herramienta permite identificar el  nivel de pensamiento a partir del “aura cognitiva” de la máquina, que puede definir determinadas acciones y situaciones para cada uno de los niveles planteados.

Así, es posible definir que un comportamiento objetivo y repetido puede generar niveles más avanzados de cognición hasta avanzar a la definición de un sentido crítico del uso del instrumento. En todo caso, la definición de ese punto de conciencia es difícil de identificar en cada aparato, aunque puede representarse, no sólo a partir de la misma repetición de la actividad, sino desde el momento en el que se produce la ruptura de la metáfora anterior y se concede una transferencia metafórica y una toma de conciencia sobre el proceso: el paso de un mundo posible a un nuevo mundo posible. Dentro del cambio de nivel de cognición también se incluye la posesión individual de los conceptos necesarios para programar sus propias actividades.

La toma de conciencia marca asimismo un paso exponencial en el pensamiento. Una vez que se ha dispuesto de la conciencia sobre el proceso, se tomará conciencia de todos los procesos similares por medio de la comparación y asociación en el desarrollo cognitivo. Este nivel exponencial constituye el marco, cada vez más amplio, que define la brecha cognitiva.

Sobre lo discutido, es posible generar dos tipos de reflexiones finales: la primera se centra en la línea tenue que separa lo operativo y lo cognitivo y, en el siguiente nivel, la meta cognición como un proceso latente en el nivel cognitivo. Esto es, la cercanía entre los niveles y la necesidad de procesos contextuales (sociales e históricos) para desplazar al individuo de un lugar a otro en la escala cognitiva.

La segunda es la necesaria acotación sobre el tipo de valoración referido a los individuos: los tipos de valoración deben realizarse sobre el tipo de trabajo que realizamos sin pretender que cada individuo realice una transformación artística en cada uno de sus procesos. Es necesario valorar en su punto el efecto del artesano como elemento fundamental que compone la sociedad.

Alfabetización mediática y contexto sociocultural

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: